• Estás en
  • Inicio
  • > testimonios
Nombre: Maria Jesus Asencio
Lugar:

Me animo a contestar este correo porque realmente fue muy agradable el viaje a Rumanía que hicimos mi marido y yo el año pasado. En primer lugar, como que no nos esperábamos nada en concreto, todo fue sorprendente. Sus iglesias ortodoxas, sus monasterios pintados, sus castillos, sus pueblos medievales... todo increíblemente bello. Ni que decir de la natura de la región de Transilvania. Por otro lado, conocimos mucho su historia y de su gente a través del guía autóctono, en Mariano, hablando un castellano muy aceptable. No tengo palabras para expresar la amabilidad de nuestra acompañante, la Fina, a la que ya conocemos otros viajes y que se hace "como de la familia”. La gastronomía no es el plato fuerte de Rumanía, sobre todo y considerando que veníamos de Cataluña, pero en todos los hoteles procuraron que fuera una dieta a gusto de todo el mundo. Los restaurante típicos y la cena "extra" representaron una buena muestra gastronómica local.

No tuvimos ningún problema, al menos importante, y no recuerdo ninguno incidiendo especialmente hostil entre los compañeros.

Creo que valió la pena arriesgarnos a visitar este país, para nosotros tan desconocido.